4/13/2010

Con seis dioptrías y un nódulo tiroideo.



Para mí siempre serás Monipenny. Te recordaré como aquella tarde que recorrías la ciudad con tu paraguas de puntos negros pegando carteles en las farolas, saltado de una a otra como si de charcos se trataran.
Evitando tu suerte de suicidio continuo y huyendo de tus inviernos de bolas de espino cargados de balas de fogueo.
En ellos, su cara.
En otros, la tuya.
Mientras tanto, te ponías en búsqueda y captura volcando el estómago hacia una copa de vino blanco que brindaba por un beso que sabía a la sangre que perdiste por el camino.








GRAHAM: ¿Qué es un cínico?
LORD D.: Un hombre que conoce el precio de todo y el valor de nada.
GRAHAM: Y un sentimental, mi querido Darlington, es un hombre que da a todo un valor absurdo y desconoce el precio de venta de cualquier cosa. 


(El abanico de Lady Windermere. Oscar Wilde)

7 comentarios:

  1. Monnipeny. Me gustó mucho.
    Y yo debería ponerme a leer ese libro de Wilde, jaja.

    Muá.

    ResponderEliminar
  2. bonita entrada
    Esa foto también está colgada por mi blog.. me parecerá siempre preciosa

    ResponderEliminar
  3. Tengo que decir que tu blog es uno de los que más me gusta *O*
    Y la música del reproductor es preciosa.
    Te sigo rápidamente.

    PD: gran entrada :3

    ResponderEliminar
  4. qué entrada: fuerte, precisa y preciosa....

    beso
    druida

    me encanta Wilde

    ResponderEliminar
  5. Yo me habría tomado un té con Monipenny.




    sonrisadetrapecista

    ResponderEliminar

LOCURA(S)