4/03/2010

Black, Red and Black.




Padre entró en casa a las nueve de aquella tarde.  Venía con un maletín de piel negro en la mano y vestía un traje específicamente hecho para él, de color gris marengo, que resaltaba gracias a la corbata naranja que le había regalado Mamá la Navidad pasada.
Cuando entró en el cuarto de juegos saludó a sus dos hijas mayores.
-Esa guitarra suena realmente bien, Chica del Corazón Grande. – le dijo mientras besaba su frente.–Has vuelto.
-He traído Dulce de Leche – contestó mientras trataba de improvisar algunos acordes que a él le recordaban a las noches de desasosiego en Estados Unidos, cuando su grupo recorría las carreteras.
Con un gesto de agotamiento apoyó el maletín sobre el sofá y tiró de los pantalones hacia arriba para poder sentarse.
-¿Me cuentas ahora por qué te marchaste?
Ella metió la guitarra de nuevo a la funda, se levantó y también le besó en la frente.
-Tengo que estudiar.
-Serás una gran economista.
Se quedó sentado. 
Estuvo en la misma posición durante más de tres horas.
No sabía cómo decirle que no podía seguir inventándose excusas para no querer. 




-¿De qué ha muerto tu hermano?
-Supongo que de joven. Se ha suicidado.
(Tu vida en 65 segundos)

2 comentarios:

  1. Acordes y biografía, la misma música con diferentes silencios...

    mi beso
    druida

    ResponderEliminar
  2. pregunta pregunta pregunta
    has visto Adam?

    ResponderEliminar

LOCURA(S)