7/22/2012

Que quién te diga qué.




Había sido siempre el chico simpático que pasaba desapercibido. Si preguntabas por él, lo más común era escuchar un: "Sí, Alfred, un tipo majo..." pero te enfrentabas a la total incapacidad de definir un rasgo de su cara. Y sus días pasaban así, ausentes, porque él había decidido que así seguiría siendo el resto del tiempo. Se había acostumbrado a ser un simplón, a permanecer al margen, a ser el buen amigo de la chica de la que siempre había estado enamorado.
Cuando por las mañanas, con mi taza de ILondon cargadita de cappuccinos de tranquilidad y vientos del norte, me paro a observarle, puedo ver al niño que creció conmigo jugando al pilla-pilla, al mismo, sólo que con unas cuantas tallas de pantalón más (pero no muchas). Me quedo mirándole como si me diese pena, como si por una parte me gustase que se quedase bajo la lluvia hasta que su corazón se empapara mientras que por otro lado se me antoja necesario que siga comprando el periódico a la misma hora cada amanecer. Para luego llegar a mi puerta y contarme qué pasa en el mundo.




I bet you get into these dramas all the time like with Jeff and me. Where you cause all this drama and you've no idea why. I'm my opinion, you're doing it to distract yourself from becoming the person you're meant to be. She might not look like the way you pictured when you were aged 16. Her job might not be cool. Her hair might not be floating like a mermaid. And she might be serious about some things. Or someone that might be a lot happier than you are right now.
(Girls - leave me alone)

8 comentarios:

  1. Con el paso del tiempo se cambia, pero a veces no tanto...
    Besos veraniegos

    ResponderEliminar
  2. La imagen de él llegando con el periódico y (yo lo imagino así) una vez sentados en la puerta, el contándole a ella las noticias, me ha parecido sencillamente preciosa.
    Ya hacia tiempo que no me llegaba un chivatazo al correo informándome de que habías escrito algo nuevo. Se agradece volver y sentarse un rato en tu puerta a leer.

    ResponderEliminar
  3. que bonito, estas historias deberian pasar, o pasar muchisimo mas :)

    un beso! :)

    ResponderEliminar
  4. Yo conocí a uno así y siempre me dije ¡Qué desperdicio!
    Besosss

    ResponderEliminar
  5. Qué dulce...los sentimientos se pueden tocar cuando escribes

    un placer...

    ResponderEliminar
  6. La belleza a veces está tan cerca que no logramos enfocarla.

    ResponderEliminar
  7. Me encanto...

    Habrá que estar más atenta, jeje.

    Un placer encontrarte en mi nocturno navegar. Te sigo.

    Salu2.

    ResponderEliminar

LOCURA(S)