2/26/2012

Pero echaré mucho de menos tus ronquidos.


Desde el retorno de Lía, sus memorias se habían convertido en dos. Había crecido la incesante sensación del nacimiento de una nueva rama, la de los recuerdos rápidos y débiles, esos que se descuelgan rápidamente y tienden a caer en el olvido, luchando contra los lengos, los fuertes, los escasos. Ambos convivían intentando forjar una neblina sobre los posos del té. 
Teo mantenía sus tardes en el sofá leyendo algún que otro libro cuando la luz ya se había ido, le gustaba el rincón de esa casa húmeda en consonancia a la pequeña luz que emanaba de la lamparita de noche, justo al lado de la estantería caoba que había heredado de su madre y que tanto olía a su necesidad de acariciar pero no apresar. 
Así continuaban los días, labrados por desvíos agradables que se tornaban en desalientos, trabajando forzosamente porque la ciudad no fuese capaz de sentirles como unos visitantes más para poder así abrirles las puertas de lo invisible, evadiendo la ducha por temor a que arrancara un pedacito más del poco cobrizo que ya quedaba en su cabello. 
Ni siquiera una sordina era suficiente para callar a los búhos aquella noche, los pájaros zarandeaban a las puertas de su casa, prediciendo la mano de Lía fuera de la bañera, ahogada en la desesperación, con los pulmones inundados por el desaliento del cuento que nunca pudo proseguir. 






"Primero sé libre; después pide la libertad."
(Fernando Pessoa)

19 comentarios:

  1. Siguiendo las migas que vas dejando por el camino, por ese universo paralelo tan impredicible como necesario.

    Esperando próximas migas...quedo.

    besos

    ResponderEliminar
  2. Que post mas bueno, me ha encantado!!
    Un besito!
    http://janakitchen.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Terriblemente acogedor, “terrible porque apresa”, y ahora ¿como me suelto?
    Ya se, remontando el mismo viento que arranca y se lleva volando cada flor…

    (Aun así, un placer, por la aventura de que tu texto me atrape y por salir volando de nuevo)

    ResponderEliminar
  4. Hay recuerdos que siempre hacen daño.
    Un beso enorme :)
    (¡adoro la canción que suena en tu blog!)

    ResponderEliminar
  5. Hace tiempo que te sigo y leo cada entrada. No sé si te he comentado alguna vez pero lo cierto es que me encanta como escribes, me emocionas con cada entrada y espero las siguientes.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Que gran textazo chica, que me encanta leerte :)

    ResponderEliminar
  7. me ha gustado mucho el texto, tremendo y con la foto queda genial

    un beso! :)

    ResponderEliminar
  8. Las novelas incompletas, interrumpidas, siempre dejan el alma desazonada. Por el futuro que no vendrá, que no encaja para nada en como empezó la trama.

    ResponderEliminar
  9. que puedo decir, me ha encantado y con esta música de fondo y la foto y todo... me he quedado un poco nostalgica, eso sí! Besitos y feliz fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  10. Cuanto desaliento echar de menos a alguien!!!

    Muaks.

    ResponderEliminar
  11. Acabo de conocer tu blog y realmente me ha encantado y las fotografias tambien son fantásticas, enhorabuena y un saludo!!

    ResponderEliminar
  12. Texto muy chula..y la foto me gusta...te envio un besazo dese Murcia..seguimos..

    ResponderEliminar
  13. Una imagen y un texto muy sugerentes...Voy a releerlo otra vez que además me acompaña esa deliciosa música. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Preciosas palabras encadenadas formando pequeñas historias para no dejar de leer. Te sigo!!!!
    Buena semana!

    ResponderEliminar
  15. Dígame usted dónde se mete señorita migas...meimpacientaleersupróximotextosiesdeclaramejor.

    ResponderEliminar
  16. Hola!

    Acabo de topar con tu blog y me he quedado en el!

    Ya puedes contar con una seguidora más porque me ha encantado.

    Te dejo el mio de recetas de cocina por si te apetece echarle un vistazo: http://www.cocina-casera.com

    Espero que te guste, un saludo y encantada!!

    ResponderEliminar

LOCURA(S)