1/30/2011

De donde salga la luz.



Esta vez, la brújula señalaba el Sur, abajo del todo. Abrió el cajón y, a pesar de todo el polvo, todavía se podían leer en caracteres inciertos los deseos de un tiempo.



— Quiero confesarme y no sé qué decir. Mi corazón está vacío. El vacío es como un espejo delante de mi rostro. Me veo a mí mismo y, al contemplarlo, siento un profundo desprecio de mi ser. Por mi indiferencia hacia los hombres y las cosas me he alejado de la sociedad en que viví. Ahora habito un mundo de fantasmas. Prisionero de fantasías y ensueños.
— Y, a pesar de todo, no quiere morir.
— Sí, sí quiero.
— Entonces, ¿qué espera?
— Saber qué hay después.
— Busca garantías.
— Llámelo como quiera. ¿Por qué la cruel imposibilidad de alcanzar a Dios con los sentidos? ¿Por qué escondernos en una oscura nebulosa de promesas que no hemos oído y milagros que no hemos visto? Si desconfiamos una y otra vez de nosotros mismos. ¿Cómo vamos a fiarnos de los creyentes? ¿Qué va a ser de los que queremos creer y no podemos? ¿Por qué no logro matar a Dios en mí? ¿Por qué sigue habitando en mi ser? ¿Por qué me acompaña humilde, a pesar de mis maldiciones que pretenden eliminarlo de mi corazón? ¿Por qué sigue siendo una realidad, que se burla de mí y de la que no me puedo liberar? ¿Me escucha?
— Lo escucho.
— Yo quiero entender, no creer. No debemos afirmar lo que no se logra demostrar. Quiero que Dios me tienda su mano, vuelva su rostro y me hable.
— Pero continúa en silencio.
— Clamo a él en las tinieblas y nadie contesta a mis clamores.
— Tal vez no haya nadie.
— Entonces la vida no tendría sentido. Nadie puede vivir mirando a la muerte y sabiendo que camina hacia la nada.
— La mayoría de la gente no piensa en la muerte ni en la nada.
— Un día, llegan al borde de la vida y deben enfrentarse a las tinieblas.
— Sí. Y cuando llegan...
— Calle. Sé lo que va a decir. Que el miedo nos hace crear una imagen salvadora. Y esa imagen es lo que llamamos Dios.
— Lo noto preocupado.
(El séptimo sello - Ingmar Bergman)

10 comentarios:

  1. Una entrada realmente preciosa, y con la musiqita y todo dan ganas de quedarse aquí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Si, supongo que "han creado" a Dios para aguantar mejor el miedo...nunca lo habia visto desde esa perspectiva la verdad...pero parece coherente...
    muah!:)

    ResponderEliminar
  3. sinceramente tu blog me parece algo impresionante, aunque por supuesto esa palabra se queda corta. Y yo ya me sentiria feliz si pasaras a visitar el mio, lo acabo de empezar, tengo mucha ilusion y espero que sea la mitad que el tuyo, porque con eso ya es bastante.

    ResponderEliminar
  4. ¡Tienes un premio en mi blog!

    Puedes pasar a recogerlo :)

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. te leo y me haces sentir vivo...


    vaya sitio has creado...

    sigo tus migas...sigue dejándolas caer por el camino.

    un beso

    ResponderEliminar
  6. Que si te pasas por mi blog.. hay algo para tí

    ResponderEliminar
  7. acabo de ver tu foto a la derecha de cinema paradiso
    bua!

    ResponderEliminar
  8. No necesito tu ayuda!!! es lo q un fantasma pidio

    ResponderEliminar
  9. Hola!! Tienes un bonito blog!! Voy a seguir cotilleando, pero antes de despedirme quería invitarte a mi baúl, por si quieres compartir algún sueño con todos los amigos de Coquette. Te espero!
    Hasta pronto =)

    ResponderEliminar

LOCURA(S)